¿Qué tienen en común Wezpot, Airbnb , Uber y Cornershop?

Que tienen en comun Airbnb%2FUber%2FCornershop y Wezpot_ (1).png
 

El mundo está cambiando, ya todos sabemos eso. Los millennials pasamos a ser la mayoría de la fuerza laboral y eso está teniendo efectos importantes en la manera en la que vivimos.  Estamos densificando las grandes ciudades buscando vida social, cercanía a servicios y flexibilidad. Y esa flexibilidad que buscamos no es solo en horarios, también es geográfica. Queremos manejar nuestro tiempo y espacio, queremos tener todo sin tener que movernos tanto.

Es por esto que soluciones como Uber, Cornershop, Airbnb, entre otros, nos hacen tanto sentido. Yo quiero moverme a todos lados a un precio razonable sin necesitar un auto ni preocuparme por el estacionamiento. Quiero levantarme un domingo y hacer un pedido al supermercado que llegue a mi puerta una vez que ya esté levantada. Quiero poder arrendar mi casa/dpto/pieza mientras no la use y poder financiar mi arriendo o mis viajes. Y por qué no, quiero trabajar todos los días en un lugar distinto, cerca de donde tenga reuniones, en un espacio cómodo, con buen internet, seguro y a un precio accesible. ¿Es mucho pedir?

Aunque Uber, Cornershop y Airbnb son servicios muy distintos, estos en esencia ofrecen lo mismo: conectan a personas/empresas con un activo disponible con aquellas que lo necesitan, comúnmente conocido como Economía Colaborativa. En el caso de Uber el activo disponible es el auto y el tiempo del chofer, en Cornershop es el tiempo de las personas que van a hacer las compras al supermercado por nosotros, mientras que en Airbnb el activo es una propiedad, pieza o cama. Ese tipo de servicios tienen la gran característica de generar un valor en base a algo que estaba subutilizado o inutilizado, fragmentando el activo y dándole nuevos usos. Y así como funciona en transporte, retail y alojamiento, por qué no llevar este modelo a las oficinas.

Si prestamos atención en nuestro entorno podemos ver muchos activos inmobiliarios subutilizados. Por ejemplo, las oficinas tradicionales o los espacios comerciales (tiendas, malls) en la noche, los bares durante el día, muchas casas/departamentos en horario laboral, los centros de eventos en momento de desuso. Entonces, ¿por qué no darles un segundo uso? Por qué no fragmentar dichos activos inmobiliarios para darles distintos usos en distintos horarios, sin pasar a llevar su negocio/uso esencial. Eso es exactamente lo que hace WeZpot.

Vamos a abrir bares y restaurantes que no operan en horario hábil habilitando espacios exclusivos de coworking. ¡Hace mucho sentido! Los bares y restaurantes (utilizados por WeZpot) estarán en buenas ubicaciones y cuentan con infraestructura óptima para trabajar. Sillas y mesas cómodas, espacios agradables y luz natural. Además, agregaremos elementos que no pasarán a llevar la naturaleza del negocio de cada local. Tendremos acceso exclusivo guiado por un/a host que creará comunidad y te ayudará en lo que necesites, internet de alta velocidad, café & té y snacks. El espacio será un espacio de coworking durante el día y un bar/restaurant de noche.

Podría parecer raro trabajar desde un bar o restaurante, pero tiene grandes beneficios. Los principales son el acceso a una red de excelentes ubicaciones y el segundo son los bajos precios. Al usar inmuebles y mobiliario subutilizado accedemos a excelente ubicaciones a un costo razonable, permitiéndonos traspasar estos ahorros a los trabajadores móviles. Además nos permite crear una red extensa que brinda flexibilidad geográfica a nuestros miembros. Tal vez hoy quiero trabajar cerca de mi casa, pero mañana tengo que ir al centro a hacer trámites o a una reunión, y por qué no trabajar desde ahí.

L@s invito a que sigamos abriéndole la puerta a las economías colaborativas y a beneficiarnos de esta nueva forma de trabajar.

Valentina Signature (1).png
Edu Donoso