Beneficio de la Socialización en el Trabajo

Socialización en el trabajo - Blog (1).jpg

Socializar es esencial para el bienestar de las personas ya que es parte de la naturaleza del ser humano. Somos seres sociales. Esto no significa que todos seamos extrovertidos ni que nos sintamos cómodos solo cuando estamos constantemente rodeados de gente. Todos tenemos distintas necesidades de socialización dependiendo de nuestra personalidad, pero a todos nos generan efectos positivos tener un mayor número de interacciones humanas.


Imagina esto. Estás parado/a en una fila esperando para pagar algo, pensando en qué tienes que hacer después. El cajero/a te saluda con una sonrisa. Tu no estas de humor para conversar pero finalmente lo haces por cortesía y después te sientes curiosamente feliz. Sales sonriendo de la tienda. ¿Qué acaba de pasar? Un estudio de el investigador William Fleeson, entre otros, responde esta pregunta (acá encontrarás su estudio). Siguieron a un grupo de personas, cada tres horas durante dos semanas, registrando cómo actuaban y se sentían. Descubrieron que aquellos que habían actuado de manera "conversadora" y "asertiva", incluso si eran introvertidos, tienen mayor probabilidades presentar sensaciones positivas como la emoción y el entusiasmo. Esto no quiere decir que todos los introvertidos deben esforzarse para generar más interacciones ya que el exceso de estímulos les podría generar ansiedad superando el efecto positivo de la socialización. Por otro lado, los extrovertidos se sienten cómodos con mayores niveles de estímulos por lo cual se les da más fácilmente tener más instancias de socialización.

Como pasamos muchas de nuestras horas activas trabajando, es muy relevante darle importancia a la socialización en el trabajo. El tipo de trabajo y el espacio en que se trabaja son determinantes de la facilidad de acceso a instancias de socialización. Todos aquellos que tienen trabajos solitarios (independiente, sin necesidad de trabajar con gente) y que además trabajan desde sus casas van a tener la mayor dificultad para encontrar dichas instancias. Trabajar desde la casa es muy atractivo. Te da independencia, flexibilidad, auto-administración, entre otros muchos beneficios. Pero para poder disfrutar plenamente de dichos beneficios es necesario tomar conciencia de la necesidad de socialización.


Un estudio interno de WeZpot nos indicó que uno de los mayores dolores de todos los trabajadores independientes es que pasan muchos tiempo solos ya que la gran mayoría trabaja desde su casa. Si es que el/la trabajador/a vive solo/a el peso de la aislación social es aún más intenso, y si es que vive con alguien suelen poner el peso de sus necesidades sobre las personas con las que conviven. Esto tiene efectos personales negativos tangibles como la pérdida de habilidades sociales, deterioro de sus relaciones interpersonales, aumento de ansiedad, menor identidad social y en términos generales, la disminución de la satisfacción personal. ¿Entonces qué hacen para combatir esto? La mayoría busca ser parte de un grupo profesional/social con él que pueden interactuar con personas con intereses similares en horas que no sean de trabajo, generando un efecto positivo en su calidad de vida. Sin embargo, siguen habiendo muchas horas la día en las que no hay interacciones sociales.

Volvamos al hecho de que muchas de las horas activas de nuestro día las usamos trabajando. Podríamos pensar que tratar de incorporar tiempos de socialización durante nuestras horas de trabajo podrían deteriorar nuestra productividad pero el efecto es exactamente el contrario. Socializar en el trabajo trae beneficios tremendos al nivel personal y profesional aumentando tu bienestar y calidad de vida. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Crea nuevas relaciones/contactos. ¿Recuerdan la importancia del networking, de lo cual hablamos en el un artículo anterior? Aparte de poder generar una red de contactos más efectivas podrás tener relaciones cercanas con personas con intereses similares a los tuyos.

  • Compartir conocimientos. Cuando menos lo esperamos las personas nos pueden sorprender con datos, anécdotas, pensamientos, etc. Este intercambio puede ser casual pero tener efectos relevantes en cómo fluyen nuestras ideas y cómo empatizamos con las demás personas.

  • Evitar el agotamiento mental. Es necesario tener un descanso después de estar horas pegado/a en una tarea. La efectividad de ese descanso va a depender de qué tanto te desligues de la tarea en la que estabas trabajando y pienses otra cosa, para lo cual la  socialización es muy efectiva

  • Aumenta productividad y compromiso hacia el trabajo. Las sensaciones de emoción y entusiasmo mencionados anteriormente promueven el pensamiento positivo aumentando la satisfacción hacia el trabajo y por tanto la productividad. Así lo indica un estudio de Dr. Pentland (MIT) y Benjamin Waber (candidato a PhD) en el que indican que las conversaciones en el lugar de trabajo, incluso las más ociosas, aumentan la productividad.

  • Ayuda a mantener estabilidad emocional. La socialización aporta al manejo de la ansiedad, por lo que tener instancias de interacción con personas en el espacio de trabajo pueden ayudar tener mayor capacidad de concentración y pueden ayudar en momento en que se necesite contención emocional.


Sabemos que transicionar desde una forma de trabajo independiente y solitaria hacia una forma más social puede ser difícil e incómodo, más aún para todos aquellos que se consideren introvertidos. Además pueden haber barreras de tiempo, económicas o logísticas que no lo permitan. Sin embargo, les tenemos una lista de formas efectivas de mejorar sus niveles de interacción social en el trabajo:

  • Aprovecha cada instancia del día. Si sabes la importancia de socializar puedes aprovechar actividades diarias, como ir al supermercado o encontrarte con gente en el ascensor,  para interactuar con otras personas. No te encierres en tus pensamientos.

  • Habla con tus cercanos. Llama a alguien todos los días. Ya sea un amigo/a o familiar. Tener conversaciones más relajadas pueden ser una buena pausa tras varias horas de concentración.

  • Genera instancias de trabajo con interacción directa. Prioriza tener interacciones de la manera más real posible. En orden de prioridad escoge tener reuniones cara a cara, por video conferencia, por teléfono y finalmente por chat.

Valentina Signature.png
Edu Donoso